delimitador

SHA Magazine Bienestar y descanso

Evidencia científica de los beneficios de la meditación a nivel cerebral

SHA Magazine
|
21 de mayo de 2024

SHA Wellness Clinic se une a las celebraciones del Día Mundial de la Meditación con una recopilación de varias evidencias científicas acerca de los beneficios que puede traer esta práctica para el cerebro y la salud en general. Meditar es una práctica más fácil y agradecida de lo que parece. Con apenas unos minutos diarios de meditación la mente se calma, y mejora en rapidez, agudeza y destreza. A veces pasear en silencio puede ser suficiente. 

Un estudio de 2021 publicado por BMC Psychology define la meditación como “una práctica de la mente y el cuerpo centrada en las interacciones entre el cerebro, la mente, el cuerpo y el comportamiento, que contiene cuatro elementos clave: un lugar tranquilo con pocas distracciones, una postura cómoda, un foco de atención y una actitud abierta”.

Múltiples investigaciones y estudios científicos han demostrado que el simple acto de meditar, incluso durante apenas 10 minutos al día, puede reducir significativamente la activación cerebral en las regiones que hacen más proclive que la mente divague y que dejemos de vivir el momento presente. Esto significa que meditar pocos minutos al día es suficiente para cambiar algunos patrones predeterminados del cerebro.

Uno de ellos es el patrón de divagar, el hábito de nuestra mente de no estar presente nunca del todo, y siempre irse por las nubes no nos permite ser felices y disfrutar de las cosas simples de la vida, desde comer un plato delicioso hasta disfrutar de un amigo. “El acto de divagar mentalmente parece disminuir significativamente nuestro bienestar”, explica el profesor Bruno Ribeiro, responsable de la Unidad de Salud Cognitiva de SHA Wellness Clinic, y añade que “la meditación puede ser una herramienta tan poderosa justamente porque entrena nuestra mente para vivir un poco más en el presente”, explica.

Un estudio realizado en 2008 en el Hospital General de Massachusetts, que comparó durante 8 semanas a personas que meditaban con otras que no lo hacían, asegura que las que practican la meditación son más felices y reportan más tasas de bienestar en varias áreas de su vida. Otra investigación, realizada en 2013 por la Universidad de California demostró que hacer un curso de meditación aumentaba las calificaciones en los exámenes. “Aumenta la concentración, ayuda a mejorar la memoria y a sostenerla en el tiempo y tiene varios efectos en la salud física, entre ellos mejorar la función inmune y algunos marcadores del envejecimiento«, apuntaron los autores.

El profesor Ribeiro reconoce que meditar puede ser difícil para algunas personas, sobre todo porque tenemos expectativas muy elevadas y queremos conseguir dejar la mente en blanco desde las primeras sesiones, y semejante nivel suele conseguirse tras muchas horas de entrenamiento. Pero el experto de SHA Wellness Clinic cree que hay otras vías para calamar la mente y entrar en estados meditativos muy satisfactorio y con beneficios similares.

Pasear sería uno de estos caminos. “Pasear de forma consciente, estando aquí y ahora, puede transformarse en un paseo meditativo. Para conseguirlo hay que abstraerse de pensamientos del pasado y del futuro y concentrarse en el presente. Así se conseguirían todos los beneficios de una meditación. Es decir, convertirse en un espectador neutral de tu vida sin tener emociones ni juicios asociados”. El profesor asegura que, para muchas personas con dificultades para hacer una meditación clásica, un paseo es un buen camino para vivir aquí y ahora.

Rezar, dice el profesor, también es una actividad que centra al cerebro y lo hace entrar en un estado cercano a la meditación. “Para el cerebro los beneficios de meditar y de rezar son similares. Pero rezar funciona si se hace para agradecer y no para pedir”, aclara. La explicación es que cuando se agradece en el cerebro abundan las ondas alfa, más relacionadas con las sensaciones de bienestar.

Los estudios científicos todavía están intentando determinar todos los impactos positivos que puede tener la meditación en la salud, pero se sabe que mejorar el sueño, reduce el colesterol y alivia el dolor.

Las personas que practican la reducción del estrés utilizando terapias cognitivas basadas en la atención plena, que incluyen la meditación, son menos propensas a tener pensamientos negativos o reacciones emocionales poco útiles cuando se enfrentan a situaciones estresantes, afirma una revisión de varios estudios de 2015.

La meditación puede ayudar a regular el sistema nervioso autónomo, encargado de regular algunas funciones fisiológicas involuntarias, entre ellas el ritmo cardíaco, la presión arterial, la respiración y la digestión.

Meditar es más fácil de lo que se suele creer. Solo hay que dar un primer paso e ir practicando cada día. Puede ayudar una aplicación del teléfono, una meditación guiada en Youtube, un grupo de meditación, y por supuesto un profesional.

En su libro ‘Total Meditation: Practices in Living The Awakened Life” Deepak Chopra escribe que “la gente se está dando cuenta de que la meditación es algo más que la gestión del estrés”, y añade que recuperar la atención plena es muy bueno pero que la meditación incluye también la autoinvestigación de la conciencia, y aprender a controlar el sistema nervioso autónomo de forma consciente. Por eso mejora las relaciones, las emociones y la inteligencia emocional social. Y todos son grandes beneficios para la vida personal, el bienestar y la salud.

 

 

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend